domingo, 20 de febrero de 2011

Te odio.



Te odio como nadie en este mundo te odiará.
Te odio como no se puede odiar a nadie más.
Te odio porque siempre sigues, siempre sigues,
siempre sigues, siempre sigues ahí.


.

No hay comentarios: