lunes, 27 de febrero de 2012

George.


Tú en estado puro. Esa sensación de conocerte sin saber de ti y esa sonrisa que te sale cuando menos te la esperas. Creo imaginarte, cómo has sido a escondidas. Sueño con verte encima de un escenario y gritar tu nombre. Chillar, gemir y susurrarte al oído. Ver tus manos, acariciarlas, que me enseñes a tocar una guitarra como tú lo hacías. Contagiarme esa tranquilidad que transportabas. Ser tu musa. Que me cantes entre las sábanas todas esas canciones que creaste. Que tu guitarra no vuelva a llorar suavemente y que se desgarre de pasión. Recorrer cada uno de los rincones de este planeta en un autobús. Perdernos en la India. Cruzar mil pasos de cebra y acurrucarnos en una caverna. Entre atrapasueños, plumas, flecos y gafas de sol redondas. Champagne, pitillos y terciopelo. Humo que deja entrever la fuerza en cada una de las actuaciones. Tú y ellos. Tú sólo también. Tu y ella, Pattie. Tu música, vuestra música, nuestra banda sonora.

miércoles, 8 de febrero de 2012

Sin.


Como un muñeco más en mis manos, van pasando uno a uno. Cuestión de suerte, el que me encuentre en el momento adecuado, el que sepa tratarme lo justo de bien. Podrá llegar a ser.

Creer que sí, creer que no. Encontrarte en cualquier lugar. Buscarte en cualquier cama. Todos los labios saben igual. Mientras, tener la sensación de no moverse del sitio. Pasan meses, pasan ellos. Sigo en el mismo punto que hace tiempo.

Calles arriba, cañas de más. Pisos desiertos, subiendo escaleras, llenando azoteas. Tópicos de aquí y de allá. Callejones a oscuras, gatos que arañan. Maullidos, truenos lejanos. Detalles que no son tanto, momentos para embotellar. Fuerza de voluntad.

Volver a empezar. Tira de agenda, vuelve a ser otra vez igual. Sueño despierta, duermo sin ropa. Afuera hace frío, el asfalto mojado. Calor temporero, carreras a media luz. Sin techo, sin cama, sin él.

La misma canción. Él, él, él y él también, otra vez él, siempre él. Siempre miedo, nunca alcanzo. Tiembla dentro. Capas de ropa nos cubren, te escondes, me pierdo y me pierdes. Otro. Fugaz y otra vez invierno. Nieve en el colchón, silencio a mi lado, la cama vacía.

La misma canción con distinto nombre. Siempre esos tres acordes que retumban en el silencio de la habitación. Aquel banco en la estación y aquella puesta de sol. Todo es mío y es de nadie. Buscando lo que nunca he sabido. Perdiendo el tren, sumiéndome en la niebla junto al café.
Distinto actor, misma representación.

martes, 7 de febrero de 2012

Progreso desafío 50x365

1. Travesuras de la niña mala, Mario Vargas Llosa
Desafío 50x365 de mi amiga Ana en su blog :)

lunes, 6 de febrero de 2012

Vis a vis.


"Si el mundo está del revés habrá que buscar cordura y una pizca de locura para saber quererte más."

Tal cual.

Ojalá fueras más atento y nos viésemos todos los días. Ojalá siempre fuese yo antes que todo el mundo. Ojalá me dijeses cada dos minutos te quiero. Ojalá no te tuviese que sacar con alicates todo lo que sientes por mí.
Ojalá yo no fuese tan posesiva, ni tan dependiente. Ojalá pudiese hacer mis planes sin acordarme de ti. Ojalá pudiese controlar mis ganas de saber de ti. Ojalá no sintiese tanto por ti, ni tuviese siempre en la punta de la lengua un te quiero.

Ojalá sigamos siempre como ahora. Porque tu eres como eres y yo soy como soy. Porque si fuésemos diferentes seríamos otros. Porque si no tu no estarías en mi vida, ni yo en la tuya.
Porque si no no nos querríamos como nos queremos,
cada uno a nuestro manera.