lunes, 26 de mayo de 2008

Un camino juntos

Todo comenzó aquel año en el que unos pequeñajos llegábamos al Chans. Realmente no me acuerdo de lo que sentía mientras entraba por primera vez en aquel edificio pero seguro que estaba llena de miedos y nuevas espectativas de jugar con nuevos niños, de hacer castillos de arena, de modelar plastilina o de correr y correr detrás de un balón. Poco a poco fueron pasando los años y todos aquellos niñitos nos fuimos convirtiendo en pequeños adolescentes, nuestros lazos fueron cogiendo otro tipo de matiz, dejábamos atrás esos juegos insignificantes y creíamos en la verdadera amistad. Así comenzamos a crear nuestras nuevas relaciones, éramos una gran familia, incluso había días en los que nos pasábamos horas y horas juntos, primero las "clases", después el comedor (donde nos peleamos para coger siempre el mejor sitio) e incluso tardes con actividades extra escolares( patinaje, pintura, natación...).Cada fin de curso era una gran fiesta en la que disfrutábamos como lo que éramos, niños pequeños. Y así llegó la última, la del año 2002, sin embargo nosotros con nuestra corta edad no eramos realmente conscientes de lo que esto significaba, ese paso que estábamos dando en el que mucha gente dejaba de seguir con nosotros. Empezábamos a separarnos de aquellos que sentíamos que nos importaban.

Una nueva etapa apareció ante nosotros, eramos conscientes de que aquello era demasiado grande para nosotros, el instituto, nuestro medio hogar durante los próximos años. Al principio todo eran miedos pero poco a poco empezaron a crecer nuevos lazos y nuevas personas en nuestra vida.
Quizás la unión entre todos no era la mejor pero siempre había alguien que estaba ahí... y así se fue fraguando una gran amistad entre todos , conociendonos cada vez más. Pasamos un ciclo, otro y otro... Hasta que después de viajar por Palermo o Tenerife y conocer gente nueva y maravillosa volvimos a cerrar una etapa en nuestra vida, y entramos de pleno en el bachillerato. El Bachillerato, serían los dos últimos años de nuestro periplo en el instituto, en los que nuestras vidas cogerían un poco de sentido y nos centraríamos persiguiendo nuestro futuro( pero eso es otra historia). Gracias a estos años cree una gran amistad con gente que ya conocía, recuperé a otra y encontré a nuevas. Personas que realmente me ayudaron a ser lo que soy, que ahora misma significan muchísimo en mi vida.

Así es como
después de todos estos años te das cuenta que realmente no es al instituto al que echarás de menos, ni esa rutina adquirida, ni los libros, ni las clases... Sino a todas esas personas que han estado contigo en algún momento, que te apoyaron, te riñeron cuando tenían que hacerlo, te hicieron sonreír con cada palabra y llorar de emoción, te desesperaron a veces y te quisieron SIEMPRE. Gracias a todas ellas por formar parte de mi vida y gracias también porque seguiréis ahí.

Estemos donde estemos, hagamos lo que hagamos seguiremos juntos.
Os quiero.

Promoción 2007/2008
IES Carlos Casares